Esto es Culturismo

Historia del culturismo

Historia del culturismo

El significado actual del culturismo (como deporte) es muy diferente de lo que solía ser cuando apareció por primera vez. Aún así, existe una definición amplia de culturismo que perdura con los años: “El culturismo es un proceso para maximizar la hipertrofia muscular con una combinación de diferentes métodos. Entrenamiento con pesas, ingesta calórica y descanso”.

Culturismo en detalle

La persona que realiza este tipo de actividad se conoce como culturista. Realizado de manera efectiva, junto con la nutrición adecuada, el culturismo puede mejorar la apariencia de una persona. La mayoría de los culturistas entrenan para el placer personal, la autoestima y la salud.

Como deporte, el culturismo se centra en una serie de atletas que muestran su físico a una serie de jueces que asignan puntos en función de su apariencia. Sin embargo, como dijimos anteriormente, el culturismo estaba presente incluso antes de su clasificación oficial como deporte, por lo que debemos comenzar desde los primeros casos históricos.

Época de Eugen Sandow

Los orígenes del culturismo surgieron en Europa a fines del siglo XIX. El primer culturista famoso, Eugen Sandow (nacido Friedrich Müller en 1867), comenzó su carrera bajo el empleo de Oscard Attila (Louis Durlacher nacido en 1844), comenzando su carrera como strongman profesional. Tomando a Sandow bajo su ala, Atila le enseñó a su protegido cómo desarrollar su musculatura. Sandow tenía lo que ahora se denomina “buena genética”, una fisiología ideal para desarrollar los músculos. Asistiendo a la escuela de entrenamiento de Atila en Bruselas, Sandow usaba una barra de carga (una con globos en cada extremo que podía llenarse arena en función del peso), el precursor de las barras y discos actuales. Sandow más tarde inventó y popularizó otros equipos, como mancuernas de resorte.

Con Sandow, nació el culturismo. En 1898, cuando comenzó a publicar la revista “Physical Culture” (más tarde “Sandow’s Magazine of Physical Culture”), fue uno de los hombres más famosos del mundo. Apareció en innumerables postales y gabinetes, a menudo vistiendo solo una imitación de hojas de parra.

Las giras mundiales con el showman Florenz Ziegfeld, quien lo catalogó como “el hombre más desarrollado del mundo”, consolidaron la fama de Sandow. Al principio, dando demostraciones de fortaleza, o haciéndose pasar por una estatua griega “viviente”, más tarde solo tuvo que aparecer y dejar que una audiencia agotada sea testigo de su físico. Una industria casera de revistas, concursos, dispositivos de ejercicio y dietas ayudaron a Sandow a crear su marca personal.

Con su muerte en 1925, Sandow fue pionero en gran parte de lo que ha hecho que el culturismo sea una empresa rentable.

Época de Bernarr Macfadden y Charles Atlas

Dos nombres importantes en la promoción del culturismo a principios del siglo XX fueron Bernarr Macfadden y Charles Atlas. Macfadden, un estadounidense que se mudó a Inglaterra para promocionar su expansor de tórax (un collar de resorte de metal o goma con agarraderas laterales), fundó la revista “Physical Development” en 1898 para comercializar su filosofía de ejercicio.

Su mayor contribución fue el concurso físico que patrocinó en 1903 en el Madison Square Garden de Nueva York, el primero de este estilo. Las poses actuales de los competidores se desarrollaron en los eventos anuales de Macfadden.

Angelo Siciliano fue el ganador del premio de 1000$ en el concurso de 1921 de Macfadden de “El hombre más perfecto de Estados Unidos”. Angelo Siciliano, era un inmigrante italiano que alcanzó fama como “Charles Atlas”.

Tras mitificar una experiencia que tuvo cuando era un adolescente en la playa de Coney Island, cuando un matón le dio una patada en la cara, Atlas vendió cursos por correo llamados “Dynamic Tension”. Estos cursos estaban enfocados a generaciones de niños que deseaban enfrentarse a sus propios matones.

El enorme Charles Atlas que agarrando al matón de la playa nunca ha perdido su atractivo como ícono masculino.

Época de Muscle Beach

Durante los años 30 y 40 se popularizó el culturismo en el famoso Muscle Beach en Santa Mónica, California. Durante el verano, los culturistas acudieron en masa al lugar para realizar acrobacias animados por las multitudes. Entre las principales figuras de Muscle Beach se encontraban Jack La Lanne, más tarde un experto en fitness televisivo; Joe Gold, fundador de Gold’s Gym; Harold Zinkin, inventor del Universal Gym, la máquina de ejercicios más utilizada; y John Grimek, Mr. America en 1940 y 1941. Cuando Muscle Beach cerró en la década de 1950, la costa oeste de Estados Unidos seguía siendo el destino de los aspirantes al culturismo, ahora centrada en Venice Beach, California, sede del primer Gold’s Gym, todavía es la instalación de elección para muchos profesionales actuales.

Época de Weider

Las competiciones de Mr. America patrocinadas por la AAU (Unión atlética americana) existían desde 1939, pero la organización de culturismo moderna dominante es la IFBB (Federación Internacional de Culturistas). Surgió en en 1946 por Ben Weider, un promotor canadiense.

Su hermano Joe, que también era culturista, dirigió un imperio de revistas promocionando la “filosofía Weider” de entrenamiento y estado físico. En 1965, Joe Weider profesionalizó el culturismo competitivo al fundar el concurso Mr. Olympia, que alejó a los mejores culturistas de las organizaciones y concursos rivales, incluido Mr. Universo, patrocinado por la Asociación Nacional de Culturistas Aficionados (NABBA).

Uno de estos culturistas fue un inmigrante austríaco llamado Arnold Schwarzenegger (nacido en 1947). Para cuando Schwarzenegger ganó su séptimo título de Mr. Olympia en 1980, IFBB dominó el culturismo más competitivo, y el Comité Nacional de Física (NPC) rompió sus lazos con la AAU, convirtiéndose en una organización de aficionados independiente.

Desde que Schwarzenegger abandonó el mundo del culturismo por el estrellato de Hollywood, ningún competidor ha tenido el carisma y la influencia que el tuvo. El culturismo ahora enfrenta una crisis de legitimidad, incluso cuando su popularidad como una forma de entrenamiento ha florecido.

Si bien los culturistas de la competencia consideran que lo que hacen es un deporte, el mundo deportivo dominante lo rechaza como tal. Solo las revistas de culturismo especializadas y los sitios web de internet valoran a los ganadores de las competiciones. Fuera de una subcultura devota, el culturismo competitivo a menudo permanece incomprendido.

Aún así, las nuevas generaciones de niños y hombres se sienten atraídos por el culturismo por las mismas razones que Sandow, Atlas y Schwarzenegger. Las imágenes del culturismo han transformado la cultura pop. El culturismo ha cambiado la vida de muchas personas al ofrecerles un sentido de empoderamiento que en sus trabajos o relaciones personales no tienen. El culturismo les ha ayudado a establecer una confianza mayor en sí mismos, y les ha dado un medio para conseguir lo mejor de sí mismos.


Artículos que te pueden interesar



¿Te ha servido de ayuda el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *