Esto es Culturismo

Cuatro perfiles en culturismo

En culturismo, como en muchos otros deportes, nunca se debe empezar la casa por el tejado. Siempre se debe comenzar a dominar las poses de los cuatro perfiles (no tan fácil como parece). Luego aprender a realizar las poses obligatorias. Y por último desarrollar una rutina. La rutina es el hijo de los padres (perfiles y obligatorias).

Explicación de los cuatro perfiles

Una parte importante de la puntuación y clasicifación proviene de la ronda de los cuatro perfiles. No son tan fáciles de realizar como parecen. Requieren de práctica para obtener una buena valoración de los jueces.

No puedes descuidar este factor determinante de competición después de haber pasado por meses de sacrificio, entrenamiento, dieta y suplementación. Sin mencionar la afiliación a la organización y los costes de inscripción. Así como el desplazamiento y el alojamiento para la competición.

La práctica diaria de posar al menos de 5 a 6 semanas antes de un espectáculo es esencial. Recuerda que la práctica hace al maestro.

La primera pose para practicar de frente a los jueces relajado. Esta es la posición cuando entras en el escenario. En realidad, es semi-relajado, ya que tensas los músculos pero no en exceso. Hombros y pecho alto, brazos colgando cerca del cuerpo, piernas tensas. Los talones deben estar cerca.

La respiración es muy importante, debes inhalar profundamente para elevar la cavidad torácica, luego exhalar e inhalar en respiraciones cortas. Mantén esta postura todo el tiempo que puedas.

El siguiente paso son las poses de los cuatro perfiles. La primera sería de frente a los jueces. A continuación se realizaría perfil derecho. Los giros de realizan hacia la izquierda, de modo que tu lado derecho quede frente a los jueces. Después, realizando un nuevo giro, ejecutarías la pose de espaldas a los jueces. Luego, otro cuarto de giro, se realizaría la pose de perfil izquierdo. Por último, se realizaría de nuevo la pose de frente a los jueces.

En cada pose, los brazos deben estar a los lados y los pies planos, sin torcer la cabeza o el torso. Durante esta fase no es momento de dar rienda suelta a la creatividad. Hazlo de la manera correcta según las normas.